Vivimos actualmente en un mundo que llamamos virtual, pero regido por unas pequeñas pantallas que, paradójicamente, son táctiles.

Internet con su intangibilidad ha puesto el foco y otorgado hoy más valor que nunca al que es su complemento imprescindible para las marcas: la experiencia física, las sensaciones que el producto, el punto de venta o la propia comunicación en sí generan en el consumidor.

Tangible somos un estudio de diseño y comunicación de nuestro tiempo  y, como tal, nada ajenos al mundo digital en el que vivimos. Pero no hemos querido olvidarnos de que el ser humano, en última instancia, lo que busca en su relación con las marcas y sus productos, es que le hagan sentir: palpar, oler, escuchar, saborear, disfrutar con los 5 sentidos.

En consecuencia, nos gusta enfocar también así nuestro propio trabajo. Afrontar cada proyecto para nuestros clientes como preciosa materia prima que va tomando poco a poco forma en nuestras manos. Desde la idea inicial, un simple boceto a lápiz, hasta que finalmente está ya todo listo, pasando en muchos casos por la construcción de prototipos, lo más fieles posibles a lo que va a ver la luz.

Preferimos centrar nuestros esfuerzos en lo que hacemos, lo tangible, y huir del discurso hueco, vacío de contenido.

Para que, los que tienen que aprobar nuestro trabajo, también lo   toquen, disfruten y entiendan durante el proceso.