Tiempos de cambios, tiempos revueltos estos que vivimos.

En los que es complicado separar la impostura del talento.

Y en los que, a veces, es difícil distinguir lo que es mero bla,bla,bla, de las verdaderas ideas.

Tangible es un estudio de publicidad y diseño gráfico que busca huir de la palabrería vacía y centrarse en lo importante y concreto: el trabajo y, sobre todo, la calidad del resultado final que surge de ese trabajo.

Nos define nuestro nuestro amor por el detalle y nuestra concepción, muy contemporanea pero a la vez enormemente artesanal, de esta profesión.

Nos gusta afrontar cada proyecto como una auténtica experiencia sensorial en la que una preciosa materia prima intangible va tomando poco a poco forma en nuestras manos.

Nuestro objetivo es realizar un trabajo diferenciador y único, se trate de lo que se trate: el logo, la imagen corporativa de una marca, su packaging, su campaña de publicidad…

Captamos la esencia del cliente y la transformamos en una realidad palpable.

De tal modo que, sea cual sea el medio o contexto, el alma de esa marca se perciba en lo hecho por nosotros.

El primer paso es un largo encuentro donde el cliente nos cuenta sus objetivos, sus necesidades.

Escuchamos atentamente sus anhelos, sus dudas; todas esas cosas que flotan en el aire.

Analizamos su competencia, estudiamos el público al que se quiere dirigir.

Después ponemos sobre la mesa toda la información.

La traducimos, la ordenamos y extraemos de ella la línea de comunicación que será nuestra guía durante todo el proceso.

Hacemos bocetos, ensayos, mil y una pruebas.

Y, finalmente, después de trabajar con mucho mimo y amor por el detalle, ocurre la magia:

Las ideas se transforman en un proyecto real, un proyecto tangible.